Según la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México, para algunas taquerías, ofrecer limón al público podía significar un gasto de hasta 4,500 pesos mensuales.

 

Esto podría cambiar para el mes de abril, pues aunque en varias ciudades de México el precio del cítrico alcanzó entre 50 y 80 pesos por kilo, el alza en la producción citrícola del país está permitiendo que baje a precios más accesibles tanto para comercios como amas de casa.

En la Central de Abasto de la Ciudad de México, uno de los centros de distribución de víveres más grandes del país, y donde se ofertan productos al mayoreo y al menudeo, este martes el precio del limón con semilla fue de 22 pesos por kilogramo. Ahí, hace tres semanas costaba 47 pesos.

En otras ciudades del país, el precio alcanzó los 80 pesos cuando en la mayor parte del país rondaba los 50, una diferencia que fue motivo de sanciones de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), que ha estado verificando comercios para intentar controlar los precios.

Las autoridades mexicanas informaron que de diciembre a marzo, el precio de este cítrico aumento 221%, uno de los productos básicos que hicieron que en marzo los mexicanos tuvieran que gastar más al comprar víveres. La inflación que generó a la canasta básica fue de 3.89%.

Sergio Ramírez, presidente del Sistema Producto Nacional Limón, dijo que esta semana los productores vendieron el kilo de limón a 13 pesos en promedio, luego de que se ha recuperado la producción en 2,000 toneladas por día de corte en los estados de Michoacán, Colima y Oaxaca.

Hace un mes, cuando únicamente en Michoacán producían la fruta, solo había disponibles 1,400 toneladas para la venta en el mercado, lo que provocó el incremento en el precio al que se le vende al consumidor en los mercados, supermercados y centrales de abasto.

“Michoacán está cosechando, dos días por semana, alrededor de 5,000 toneladas. Y ahorita desafortunadamente Oaxaca y Colima van repuntando, pero muy lentamente”, dijo Ramírez, quien calculó que de abril a junio, la producción podría llegar a las 10,000 toneladas.

“Tenemos fruta para ofertar, desafortunadamente las amas de casa se han detenido un poco en cuanto a consumir nuestra fruta por los precios elevados que siguen proliferando a nivel casi nacional”, dijo Ramírez.

Además de los pequeños consumidores, hay otros afectados.

La Cámara de Comercio del Distrito Federal informó este martes que 35% de sus negocios afiliados han reportado gastos extra en la elaboración de sus productos, costo que ha sido absorbido sin afectar sus precios al público, reportó la agencia Notimex.

“Como ya lo hemos dicho, si no se toman acciones en contra de los monopolios y facilitan que el producto llegue lo más directo posible a los consumidores finales, tendremos un alto precio en lo que resta de abril y mayo. Hasta que la estacionalidad devuelva la estabilidad”, dijo Gerardo López, presidente del organismo.

Además de las verificaciones a comercios, la Procuraduría Federal del Consumidor está aplicando un plan para comprar directamente limones y venderlos a los consumidores a precios accesibles a través de las tiendas Diconsa.

 

“Hay gente que todavía está especulando, cuando tenemos cotos de producción para que Michoacán aumente al doble su producción, pero si lo hacemos, nos baja el precio casi al costo de producción”, dijo Ramírez, quien espera que este mes se regularicen paulatinamente los precios.

Scroll to top